dijous, 12 d’agost de 2010

El sentit de les coses



El problema del dolor - C. S. Lewis

¿Es puramente irracional el dolor? ¿Tiene algún sentido el sufrimiento? ¿Es acaso un castigo divino por nuestras malas acciones? Desde siempre, estas preguntas han salpicado los debates intelectuales de todas la épocas, a pesar de que las respuestas no han estado nunca escondidas ni limitadas a unos pocos, sino que para acceder a ellas tan sólo se requiere una mente abierta y un correcto planteamiento de la cuestión. Y esa es precisamente la actitud con la que Lewis redacta esta obra. Como él mismo escribe: “El único propósito del libro es resolver el problema intelectual suscitado por el sufrimiento”.

En una sociedad como la que vivimos, cada vez más hedonista, el dolor es visto como un misterioso enemigo del tan ansiado bienestar, ante el que la única forma de combate se revela de forma meramente visceral. Como deja entrever Lewis en El problema del dolor, son muchos los esfuerzos encaminados a huir de él, ignorando que para comprenderlo es necesario entender al ser humano y que para conocer a éste, Dios se muestra indispensable.

Como en cualquier tema, para llegar a la respuesta correcta es necesario realizar la pregunta adecuada. Por ello, Lewis escribe que el “enigma del dolor como fenómeno vital, como algo real en tanto que vivido, es el misterio de su sentido”. Y por tanto la “pregunta decisiva se podría formular, pues, más o menos así: «¿Tiene sentido el dolor?»” Para dar respuesta al interrogante, el autor establece un camino lógico a lo largo de los diez capítulos en que está articulado el libro. Sitúa los límites naturales del estudio comenzando con un acercamiento a Dios, a su omnipotencia y bondad divinas, para continuar posando la mirada en el hombre y en el dolor.

Una obra, en fin, sencilla y plagada de ejemplos que se revela como fundamental en una época como la nuestra.

Extret d'aquí.