dijous, 21 d’agost de 2008

Ara fa uns anys...

María Pardo, de 17 años, dejó el equipo nacional de gimnasia rítmica dos meses antes de su gran cita, los Juegos de Atlanta, en que sus compañeras ganaron el oro.Cuatro meses después se siente capaz de hablar de sus sufrimientos durante las largas concentraciones con el conjunto dirigido por la búlgara Emilia Boneva. Del hambre sufrido, que la llevaba a soñar con comida, y del estado de vigilancia que acabó hasta con su noviazgo. Minuciosamente apuntó en su diario durante meses las circunstancias que la forzaron a dejarlo todo, a llamar desesperada a su madre y preguntarle: "¿Qué quieres, una hija o una medalla?"
Llegir més...

1 comentari:

El Indiferente ha dit...

Vaya noticia!. Que bien leerte Anna, pero me gustaría leer algo más sobre tu viaje a Israel. (el email se me queda corto... aunque es verdaderamente Genial!) Un abrazo xirly