divendres, 22 d’agost de 2008

El deute que ell no hauria de pagar

(...)
Componente de la selección de balonmano de la URSS, Rita tenía que haber disputado los Juegos Olímpicos de 1976. No pudo hacerlo. "Mi carrera iba muy bien hasta que me quedé embarazada y me perdí aquellos Juegos. El seleccionador Igor Turcin dijo claramente que no quería verme nunca más. Jamás me perdonó que no abortase", relató Rita al periódico lituano Kauno Diena. El 5 de marzo de 1976, Rita dio a luz un niño al que puso por nombre Sarunas. La historia es una de las muchas provocadas por los draconianos métodos del antiguo sistema deportivo soviético. Los objetivos estaban por encima de cualquier consideración ética o moral. "Turcin es el único hombre del que he tenido miedo. Si le ordenaba algo a una jugadora, ella lo hacía sin preguntar", cuenta Rita Jasikeviciene.
La URSS ganó la medalla de oro de balonmano femenino en aquellos Juegos de 1976 sin el concurso de la madre de Jasikevicius, que siguió con su carrera pero ya no volvió a la selección. "Yo bromeaba y le decía al pequeño Sarunas: 'Me debes unos Juegos Olímpicos'. En los que tuvieron lugar hace ocho años en Sidney nos compró entradas para mí y para su padre".
(...)

Tot l'article, aquí.

1 comentari:

javi ha dit...

jo, qué historia más chula... No tenía ni idea. Con la cara de cabrón que tiene Jasikevicius...