dilluns, 10 de maig de 2010

Difícil de suportar




Xinran Xue era presentadora de un influyente programa radiofónico chino cuando en 1989 recibió la angustiada carta de un chico: una niña había sido secuestrada y forzada a desposarse con un anciano, el cual la tenía encadenada. Los hierros estaban lacerando su cintura y se temía por su vida. Xinran consigúió su liberación, aunque se dio cuenta de que un silencio histórico imperaba sobre la desoladora condicíón femenina en su nación. Comenzó a difundir las historias de las mujeres que llamaban a su programa nocturno y esta popular e inédita iniciativa recibió miles de cartas que relataban una situación increible.

(Contraportada)